sábado, 6 de febrero de 2010

Reflexión: Bienvenidos al nuevo milenio

(Esta reflexión no es ni optimista ni pesimista. Simplemente dice verdades)

2010. Qué fecha tan bonita y redonda. Qué sonrisa se nos dibuja en la cara cuando pensamos la cantidad de avances tecnológicos que nos han forjado una vida más cómoda. Si miramos a nuestro alrededor, contemplamos cómo las calles se inundan de luces de farolas, de establecimientos, y otras más, simplemente decorativas; cómo hay cientos de aparatos electrónicos tan sólo en nuestra propia casa, supuestamente facilitándonos las tareas cotidianas, u ofreciéndonos ocio ilimitado; cómo con un pequeño aparatito y un par de botones podemos administrar o realizar múltiples funciones. El mundo ha cambiado. Pero... Para bien o para mal?

Pensáis que, ahora, tenemos muchos derechos, los que nos merecemos, claro, y con tanta facilidad para conseguir una excusa para denunciar a alguien, llevarlo ante un juzgado y ganarte un puñado de dinero con la indemnización. Qué lujazo de vida!
Quizás cuando pensáis en los tiempos antiguos, pensáis en épocas como la romana o la medieval. Pensáis que en aquel entonces, todo era mucho más triste y oscuro, lleno de crueldades por parte de la gente poderosa y dificultades sociales y económicas. Aunque actualmente quizás pasemos por una situación parecida visto desde esos puntos, claramente estamos mucho mejor. Eso pensáis? Yo, sinceramente, no lo veo así.

En vez de pensar en épocas tan antiguas, pensemos en algo más reciente. 50 años? Sí, 1960! Que había entonces? Y qué hay ahora? Repasémolos para compararlo:

Qué había entonces? Aw, ya lo recuerdo... Las familias solían ser numerosas. Los padres, aunque no eran expertos, criaban y educaban bien a sus hijos, de forma estricta, pero nunca de forma cruel. Los profesores, al igual que los padres, educaban a los niños firmemente, asegurando un buen futuro para una gran mayoría de ellos, ya que, a pesar de que en su momento se sentían controlados, de mayores no se arrepienten, porque crecen como personas gentiles y respetuosas. Los niños sabían que ellos mandaban, pero que eran buenos y que sólo querían lo mejor para ellos, así que obedecían sin protestar. Todos se repartían bien las tareas, y tenían un claro concepto de derechos y deberes. A pesar de ello, en las familias se podía apreciar un entorno agradable, de cariño mutuo. Y los niños? Siempre estaban por ahí, inocentemente, gastándole bromas a sus vecinos, o divirtiéndose jugando con sus cochecitos y sus muñecos. De vez en cuando también les gustaba jugar a imaginar que eran caballeros y hechizeros, hadas y princesas, o incluso animalitos que hablaban! Y, para las niñas, en etapa de pubertad, lo más sorprendente era ver cómo su cuerpo cambiaba. Por cierto, los jóvenes, todas las tardes, con sus amigos, y a veces cada uno con sus respectivas parejas, se reunían en su cafetería favorita, para charlar amigablemente mientras tomaban algo. Las madres, con plena confianza, llevaban a sus hijos al parque, y allí les dejaban jugar en los columpios mientras se sentaban en los bancos bajo los árboles y hablaban entre ellas. La gente por la calle era amable y educada, siempre dispuestos a ofrecer ayuda si alguien la necesitaba. También solías encontrar a las personas mayores, con su pareja, o con sus hijos y nietos, y a veces con todos juntos, paseando por las calles, o por el parque, o por la playa. Ahí afuera había mucha naturaleza. Todo estaba lleno de plantas y de árboles, y de inmensos descampados en los que los niños jugaban al fútbol. Los edificios, simples y acogedores, de colores amarillentos y cálidos, y con muebles sencillos. En cuanto a la estética, lo más moderno que podías ver en una persona era que se había cambiado el peinado. En la televisión, sólo habían 1 o 2 canales, pero cada día podías ver cosas nuevas y fascinantes. Era tan entrañable sentarse todos juntos para ver su concurso favorito! Con respecto a las consolas, tanto niños como mayores quedaban impresionados ante los videojuegos y sus personajes, creados a base de cuadraditos llamados píxeles, e integrados en una historia llena de emocionantes aventuras. Si en un grupo de amigos, cada uno tenía una consola diferente, las compartían, jugando todos juntos cada semana con una consola diferente, disfrutando de un buen juego. Las comunicaciones, o en persona, o por teléfono para escuchar su voz, o en carta para leer su letra y, de vez en cuando, ver sus dibujitos.

Qué hay ahora? Sí, eso todos nos lo sabemos! Casi todas las familias son muy pequeñas, cada pareja con 1 o 2 hijos como mucho. El entorno no es del todo agradable, siempre hay discusiones, peleas y disgustos, por chorradas como ''siempre me toca recoger la mesa'' o ''te has gastado 10€ en un peluche!?''. Los padres no saben imponer su autoridad sobre sus hijos, tan mal es como los educan que son ellos quienes obedecen al niño. Los profesores no pueden mandar como antes, porque los niños se han vuelto mucho más arrogantes, y algunos les amenazan con denuncias, a veces de cosas que ni siquiera son culpables. También, los niños piensan que son unos viejos gilipollas que no hacen más que ponerles normas y limitaciones, privándoles de su libertad, pero el concepto que tienen de libertad es hacer lo que les dé la gana, tener derechos sin tener deberes. Y hablando de los niños! En vez de simples travesuras por inocencia, ahora hacen gamberradas por pura maldad. Disfrutan, no gastando bromas, si no molestando. Y sus juegos favoritos para imaginar son los trabajos, si es que juegan, porque su imaginación y sus ganas de jugar se han desvanecido. Ahora las niñas consideran la pubertad como una etapa para empezar a pensar en tener rollos con chicos, a ponerse maquillaje y vestirse con escotes y minifaldas. Y los jóvenes? Salen a las tantas de la noche para fumar y emborracharse en las discotecas, y tontear con el primero que pillan aun teniendo pareja. Lo normal! Las madres apenas dejan salir a sus niños pequeños, si acaso en constante vigilancia. Le regañan si intenta alejarse, y se desesperan si el niño suelta unas lagrimillas por un raspón en la rodilla (Asi pretenden conseguir que deje de llorar?). Están constantemente sobreprotegiéndoles, y luego se quejan de que el niño les ha salido caprichoso! Pero sabéis por qué hacen eso? Por miedo. Por la cantidad de pirados que hay por la calle hoy en día. Y, si no hay pirados, hay gente fría y solitaria, que vaga por la calle hundida en sus pensamientos, ignorando a las personas de su alrededor. Quizás influídos por la música. Reggeton, Tecno, Rock gótico y basuras por el estilo, música inanimada. Y las personas mayores? Amargadas en sus residencias, olvidadas por sus propias familias. Y la naturaleza, buf! Considérate afortunado si consigues ver una plantita en una esquina. Los niños contemplan decepcionados cómo sus descampados favoritos son arrasados para construir edificios, cómo sus árboles son arrancados para plantar vallas publicitarias. Los edificios ahora son más complejos y estéticos, de colores apagados, y, como ya mencioné antes, a rebosar de aparatos electrónicos. La estética se ha convertido en una obsesión, una batalla por ser el más guapo, tanto para los demás como para sí mismo: analizan minuciosamente su ropa y sus complementos, incluso la forma de su cuerpo y de su cara, sacándose defectos, y la última moda se considera llevar piercings y tatuajes, cubrir su cuerpo con porquerías. Ahora la televisión está plagada de canales, pero todos son iguales, monótonos, nunca traen temáticas novedosas, ni siquiera buenas temáticas. Incluso las noticias no hacen más que hablar de catástrofes y de delincuencia. Y lo peor es que les engancha y les deja viéndolos durante horas! Y las consolas? Sí, todas han avanzado mucho, ofreciéndonos una gran cantidad de efectos, gráficos muy realistas, tramas de película, y, por supuesto, mucha, mucha violencia y acción, que tanto niños como mayores disfrutan de forma sádica, riendo mientras le revientan la cabeza a un zombie. Jajaja! Ahora, los grupos, supuestamente de amigos, discuten entre ellos, asegurando que su consola es la mejor, y que la de los otros es una chatarra, por supuesto, todos negándose a compartirla. Las comunicaciones, por SMS o por Messenger, medios bastante fríos en los que no puedes sentir verdadero contacto con la persona. Las únicas cartas que tienes oportunidad de recibir son las facturas! Y a saber cuándo empezarán a ''modernizarse'' también!

En apenas 50 años. La paz y la justicia que han intentado alcanzar durante siglos se ve distorsionada en apenas 50 años. En eso empezamos, y en esto nos hemos convertido. Gente aislada, fría y egoísta, consumida por sus tecnologías, sus propias creaciones, y por el entorno que ha evolucionado con ellos. La gente que tiene dudas también sigue este comportamiento, por miedo al rechazo. Y así, todos acabamos convertidos en almas en pena, condenados en una época contaminada por el materialismo que nos engaña intentando causarnos una buena impresión. Aunque aún nos falta un futuro por forjar, tal y como están las cosas será difícil de cambiar, ya que requiere que todos unamos nuestras manos y colaboremos, y eso es prácticamente imposible teniendo en cuenta el carácter repulsivo e inhumano de la gente. Por qué? Simplemente, porque los tiempos cambian...

Bienvenidos al nuevo milenio.

5 comentarios:

  1. Menuda parrafada!!
    De lo que hablas tu es de la gente en general, yo no me reflejo en nada de lo que dices. Soy individualista y pienso por mi mismo, no sigo al grupo, no sigo a nadie. Lo que pasa es que la gente desconfia hasta que se le demuestra que pueden confiar.

    No tengo dios, no tengo ley, no sigo ningun partido politico, todo eso son cadenas para esclavizarte.

    Para judgar hay que conocer.
    Qué conoces tu de hace 50 años? No se si eres una chica de 15 o un viejo verde de 120 años...

    Antes lo que habia era mucha hambre, decadencia y mucha ignorancia.
    Ahora solo hay decadencia emocional.

    Despues de todo somos esclavos modernos, nosotros elegimos a nuestros amos.

    Has visto la pelicula: El club de la lucha ?
    Te la recomiendo, una frase que identifica a la sociedad actual y que dicen en la peli es:

    "No somos hijos de ninguna guerra, ni hemos pasado ninguna catastrofe mundial... ...tenemos trabajos de mierda para comprarnos cosas que no necesitamos. Nuestra guerra es la guerra espiritual.... " Y mas cosas que no me acuerdo ahora mismo.

    No esta mal, no vas por mal camino, me gusta el estilo del blog, y el pato ese.
    No estas mal encaminada pero te faltan aun cosas de las que te iras dando cuenta tu sola, cosas para las que nadie te va a decir nada y por supuesto cosas para las que no te educaron.

    saludos,
    keil
    http://miblogbydefault.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Yap, y eso que yo no soy de generalizar, pero es una reflexión al fin y al cabo.
    Quizas teniendo apenas 15 años no sea para hablar de esas cosas, pero lo se por lo que me cuentan, por como hablan mis padres con mis tios rememorando viejos tiempos. Ademas, el cambio mas brusco se ha dado hace unos 10 años (por el 2000, por eso lo del ''nuevo milenio''), y, ante mis ojos, si que pude ver ese cambio.
    Se que tampoco era un tiempo dorado, tenia sus problemas como todas las epocas. Pero la gente se queria. Y para mi, no hay nada mas importante que eso.
    Ahora, observa a la gente de tu alrededor. Casi todos han sido victimas del cambio, e incluso tal vez una parte de ti mismo haya sido influida, como pasa conmigo. Por cierto, muy buena frase la de esa pelicula.

    Sep, aun no he madurado del todo. Aun soy una adolescente, tio, deja que lo disfrute un poco mas xD
    Gracias por comentar ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo no digo que por que tengas 15 años tengas que hacer nada o dejar de hacer lo otro. Carpe Diem, (Disfruta el ahora). Buda decia (o eso dicen) que solo si te concentras en el ahora conseguiras cambios (bueno mas o menos... tampoco se ahora muy bien lo que decia) un ejemplo claro es el siguiente:

    Si estas comiendo, pon tus 5 sentidos en lo que estas haciendo, saborea la comida y el agua, huele la comida, en el caso de que sea con las manos, sientelá, cierra los ojos, esto potencia los otros 4 sentidos.... no se si captas la idea...


    Me hierve la sangre cuando oigo a la gente decir que por tener tal o cual edad hay que hacer una u otra cosa... yo hago lo que me sale de las narices y como me sale de las narices, soy libre. Este concepto lo intento plasmar en mis posts/articulos...

    Disfruta de tus años que yo disfruto de los mios, :) , bueno hubo un tiempo que disfrutaba mis años con otra persona pero ya no.

    Te has echo seguidora mia? esto suena a secta mala... XD
    un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sep, lo mejor es disfrutar el presente, al menos, mientras sigan habiendo cosas buenas con las que compensar las malas =P
    Jeje, cierto, todos tenemos libertad de expresion, independientemente de las consecuencias que ello conlleva xD Y eso es precisamente lo que quiero mostrar, al igual que tu.
    Hombre, ya que te hacias tanta publicidad, pos que remedio, lo he ojeado un poco, y no esta mal.
    Que mas da, es un pato inutil xD Yo queria un perrito... Snif...

    ResponderEliminar